Criemos en brazos

Gracias a Karla, Stefanie, Annie y Maria Andrea por sus fotos.

Esta semana fue la Semana Internacional de la #CrianzaEnBrazos. Una semana que busca resaltar y explicar a muchas personas la importancia de criar en brazos, de acoger a nuestros hijos con amor, comprensión, de hacerles más sencillo el descubrimiento de este mundo al que los trajimos, de darles la confianza necesaria para aprender, descubrir, crecer.

El amor no mal acostumbra

Criar en brazos no “mal acostumbra”, el amor no mal acostumbra. La atención oportuna es necesaria, el apego solo tiene consecuencias positivas, siempre.
Hoy en día hay mucha información, asesoría de profesionales, grupos para criar en tribu, talleres, hoy en día no hay excusas para permanecer en la ignorancia y quedarnos con mitos absurdos.
No solo recién nacidos, ya más grandes siguen necesitando brazos y muchas veces somos nosotros (papá y mamá) quienes los necesitamos también.
No hacen falta fulares ni mochilas ergonómicas, claro que son de mucha ayuda (si logramos conseguir los adecuados y usarlos de manera correcta) pero no son indispensables.
Criemos en brazos, criemos con amor, criemos con instinto y con el corazón.

Anuncios

Los niños y su ¿privacidad ?


Un día leí en una página que una mamá se quejaba de su pequeña, que no tomaba rápido el desayuno, que se había portado mal. Poco más de mil personas la leían, algunas también se quejaban de sus hijos, algunas le daban consejos, etc.
Yo comenté: ¿Qué escribiría tu hija de ti si tuviera una página?
Su respuesta fue: Ella no escribe, apenas tiene 7 años.
Pude responderle nuevamente alegando que Jonathan con 5 ya escribía pero eso habría sido una respuesta visceral e injusta. En cambio me aguanté, elimine mi primer comentario y el like de su página. Me di cuenta que era inútil, que no entendería lo que yo quería decirle y que de corresponderme hacérselo saber no quería tomarlo en ese momento, además no por ese medio.

Y entonces nace el tema:
Los niños y su privacidad.
¿Por que de pronto la vida de los niños se ve expuesta en redes sociales? ¿Por qué compartir tantas fotos inadecuadas, tantas infidencias? ¿Es que los niños no merecen también privacidad?
La mamá o el papá son bloggers o tienen páginas, grupos, etc. Ellos asumieron eso, colocaron el check en la aceptación de términos y condiciones. Pero ¿los bebés? ¿esas criaturas de la cual se expone cosas que a nadie le gustaría?
¿Qué tal si de pronto apareciera en redes la foto de una mama en el baño desnuda? ¿o un post quejándose de lo pesada que se ha puesto con la menopausia?¿Qué tal un vídeo de la discusión de sus padres?. Y abajo comentarían otros niños y niñas quejándose también de lo pesados que son los suyos. ¿Se imaginan?

 

 

Además de los peligros de la exposición en el caso de paginas públicas (a las cuales cualquiera tiene acceso), vamos al hecho de la intimidad, a la cual aún siendo niño tenemos derecho.
¿Por qué de pronto se hace público algo que no lo sería si los protagonistas fuéramos adultos?¿Qué necesidad hay de elaborar un post quejándote de lo “mal” que se portó tu hijo?
¿Catarsis? ¿Desahogo? Para eso están las amigas, el esposo, la terapia. No necesitamos ventilar los “berrinches” de nuestros hijos en una red social, no hace falta. No va a dar ningún resultado positivo.

Compartir una foto, tu alegría, sus logros y aprendizaje, aconsejar, incitar a la comprensión, eso si vale la pena. Y es decisión de cada uno claro.

Pero; pensarlo un poquito antes de dar click en “publicar”; no le vendrá mal a nadie.

De la teoría a la práctica – Un post dedicado a Emilia y Nadiana. 

Imagen: La Tata (fanpage).

¿Adivinan que edad tiene la niña de la foto?
Pues empezare contándoles que se llama Emilia y es la hija menor de una de las primeras bloggers que sigo: Nadiana del blog La Tata.

Cuando hace unos días vi esta foto por un instante mi temor fue: ¿Y si se suelta? ¿Y si se golpea? …Menos mal tardé poquísimo en recordar que esta pequeña me sorprende cada vez que su mamá comparte algo en redes: sentándose sola, gateando, parándose; y ahora con diez meses de edad; trepándose de las puertas 😅.

Y es entonces que aplaudo a su mamá por dejarla, por no temer tanto, por dejarla ser,  explorar, aprender, crecer. Por no interferir en ese natural desarrollo que su bebé ha ido llevando a la perfección.

Nadiana escribe en su blog desde su experiencia como mamá, promoviendo la lactancia, el porteo, el colecho, la crianza respetuosa.
Y aquí está: de la teoría a la práctica, el efecto.
Emilia es la muestra perfecta de que los bebés pueden solos, que naturalmente aprenden y se desarrollan a su propio ritmo, jugando, descubriendo, en contacto. Que no necesitan aparatos, accesorios, andadores, etc. Que el colecho y el porteo no hacen niños dependientes como a veces la ignorancia quiere hacernos creer.

Emilia me ayuda a reiterar una vez más mi pensamiento:

Para no quitarles la perfección a nuestros bebes solo necesitan libertad, Libertad de movimiento.

Todos los bebés tendrían que gozar de la libertad de movimiento que goza Emilia, los papás tendríamos que dejarlos.

Me atreví a ser mamá

Amo esta foto

Ser mamá nada tiene que ver con dormir tres horas y cambiar pañales mientras das de lactar, tampoco con llorar en la actuación del nido o comprarle el regalo que pidió en Navidad. Ni la mega fiesta de cumpleaños, ni las zapatillas de marca, ni la colección de stickers.
Ser mamá no es preferir la película infantil a salir con amigas, tampoco andar con los hijos cual sombra nuestra a todos lados. 

Ser mamá es algo complejo, por momentos indescriptible y definitivamente sensacional. 

Me atreví a ser mamá y con mi bebe de días podía escuchar hasta cuando se cambiaba de lado, desarrollamos los sentidos a full. 
No fui la mamá cursi en el nido pero cada día al dejarlo lo extrañaba, apenas entraba al salón, me preguntaba qué le pasaría y como influiría en él toda aquella persona que se le cruzara durante las horas que no lo tenía conmigo. 
No lloré en la actuación (a veces parece que si no lo haces eres mala madre, una insensible), yo en cambio solo me quedé mirándolo, amándolo por ser diferente, único, independiente, tan mío y tan perfecto. (Ok, ya se entendió que es mi hijo verdad)
Soy mamá y eso es verlo celebrar su cumpleaños y estar sumamente feliz porque sabe que los momentos perfectos no se compran con dinero, porque celebra más un par de potes de playdoh que el regalo más grande. 
Lo escucho cantar, leer en voz alta, hablarle a sus muñecos. Lo veo bailar en la calle, gozar sus ataques de risa, hacer de mil gestos para hacerme reír, inventar juegos y aprender a manejar sus emociones. Siento sus abrazos y lo observo independiente, haciendo lo que le da la gana! Y siendo feliz por ello ❤️

Me atreví a ser mamá y eso es increíble, valiente, extraordinario, intenso y emocionante. 

Sentir emociones que jamás imaginé, que a veces ni puedo explicar con palabras, sentir los mejores abrazos, los besos más ricos, adquirir la habilidad de ser la más paciente y dulce del mundo para consolarlo y explicarle las cosas y entenderlo cuando no encuentra como expresarse pero a la vez ser la más brava e irracional si alguien osa meterse con él. 

Soy mamá y no sólo porque pude concebirlo o por amamantarlo. Soy mamá porque asumo en mi cada día la tarea de hacer mejor las cosas, de mostrarle el mundo que él puede crear, porque puedo poner como prioridad su bienestar, su estabilidad emocional, su desarrollo. Porque he prescindido de tener más dinero por tener tiempo con él. 

Y claro, soy mamá pero sigo siendo yo misma, quizá una versión mejorada, una evolución 😆 pero yo misma al fin. Si puedo y me provoca me voy a bailar un finde y salgo sola varias veces, y no soy menos mamá, no! Simplemente soy yo, tal cual, no me pierdo a mí misma para que él no me pierda. 
Hoy lo veo y sé que si soy capaz de con una partecita de mi, contribuir a su perfección, entonces soy capaz de todo. 

“Normalizar la lactancia materna”


Normalizar la lactancia materna. 

Hace unos días leí esa frase en una red social y la verdad me parece increible! 

¿Desde cuando es algo extraño? ¿Desde cuando se alejó de lo natural el amamantar a nuestros bebes? ¿Desde cuando permitimos que se convirtiera en algo que hay que pensar, que hay que hacer respetar?¿ Desde cuando nos desconectamos de nuestro instinto? 
¿Que ha sucedido con nosotras para que dudemos de nuestra capacidad de alimentar a nuestros bebes? ¿Qué es tan importante como para prescindir de darle lo mejor a nuestro bebe? 
Y debo decir que cuando hablo del tema siempre aparecen personas, incluso amigas mías que me dicen: “es que tú tuviste la suerte de tener leche, pero en cambio yo solo tuve dos semanas y no le llenaba a mi bebe por eso le di fórmula y luego ya no tuve leche”. Puedo entender y veo mucho ese escenario, pero en su caso nada en realidad les impedía amamantar, es solo que creyeron que el bebé no se llenaba porque pedía teta a cada rato o creyeron que debía dormir con horarios como algunas personas les “aconsejaron”. Y luego de unos días que el bebé tomaba más biberón la leche simplemente desapareció porque no había el estímulo que le da la succión del bebé. Y así se quedaron con la idea de que no pudieron cuando lo cierto es que no sabían cómo, no tenían apoyo, no buscaron información o se quedaron con la opinión de un solo pediatra. 

Mi decisión fue firme: mi leche y punto!

Y yo no soy una súper mamá, aunque afortunada no soy sobrenatural. No es que a mí mágicamente me brotaron cantidades industriales de leche, no es que uff que lindo mi bebé al toque logró aumentar mi producción. Tuve días durmiendo poco, dándole a mi hijo a libre demanda el pecho, probando posiciones, hidratándome y también muy cansada pero sabía que quería darle solo leche materna, sabía que era lo mejor y tuve que armarme de paciencia para que luego todo fluyera. Dolió un par de veces hasta que mi hijo pudiera lograr el agarre correcto, pero pude porque quise y porque busque apoyo en mi flaco, mi hermana y familia y porque por sobre todas las cosas estábamos plenamente convencidos que no había nada como la leche de mamá. Me tocó lidiar también con una pediatra que quería que no dejará dormir tanto al bebé, que lo despertara y le diera tres onzas de biberón (hasta la marca de fórmula me la dio en receta, con medida y todo) pero mi decisión fue firme: mi leche y punto! 

Y es que como en todas las profesiones: hay que buscar siempre segundas opiniones. 
Al final en todo este tema de la lactancia veo dos aspectos: 

Por un lado la inexperiencia y el mal consejo del entorno hace que nos rindamos muy pronto, que no busquemos más alternativa porque al lado está la lata que puede resolverlo todo. Lata que por cierto en muchos casos se ha vuelto simple y llanamente un negocio descarado sin el más mínimo respeto. Hay casos médicos reales donde la mamá no puede alimentar a su bebé y para esos casos específicos me parece genial que se haya creado la fórmula, pero ese porcentaje es bajísimo. Sin embargo los consumidores de fórmula son un porcentaje altísimo porque se le ha dado el uso indiscriminado como si estuviera a la par que la leche de la mamá. 

De pronto, hacemos caso a un “dale biberón para que se llene” “la Fulanito gold es buenaza” “la enfamagica es muy completa”. 
Y lo creemos y nos convencemos de ello tan fácilmente que no entiendo porque esa misma convicción no la sentimos en nosotras mismas. He visto mamás probando una, dos, tres hasta cuatro marcas distintas para ver cuál acepta su bebé. Y no puedo entender cómo no les basta ver que sus hijos vomitan la leche porque no les cae bien, porque no la necesitan. Pero insisten en preguntar por una marca mágica que les permita dormir ocho horas seguidas como su vecina o su amiga o su cuñada. Como si eso fuera más importante que la nutrición de un niño. Eso sí me parece una locura pero bueno. 

Por otro lado llego a la conclusión que hay un efecto que surge a costa de nuestra inseguridad, situaciones emocionales sumados al exceso de marketing y en lamentables casos de hijos que llegan porque “ya toca” y no porque los planeamos que da como resultado: dependencia a la fórmula y verla como algo más saludable y práctica que nuestra propia leche. La pintamos como “aliada irremplazable de la mujer que trabaja” “la mujer independiente” y la sobrevaloramos tanto que nos perdemos de vista. 

Debo mencionar aquí que tengo una amiga que trabaja en oficina y que le ha dado LME a su bebé sin problema. Querer es poder ¿no? 

Pero a lo que iba. 

Siento que este otro aspecto implica a veces combatir la idea que sí nos quedamos a amamantar a nuestro bebe somos menos mujeres, menos fuertes, menos valiosas. 
Creo que lo que hay que normalizar es como nos vemos a nosotras mismas. Que no nos arrollen esos discursos de que la mujer de hoy no es para quedarse en casa, la mujer de hoy tiene que tener siempre plata en el bolsillo, la mujer de hoy puede con una vida de oficina y etc. Porque si! Podemos! Podemos todo lo que queramos, es simplemente que no necesitamos demostrárselo a nadie, es solo que no hay prisa, no hay más prioridad que el bienestar de nuestro bebe y eso, lo sabe el mundo entero: es la leche de su mamá. 


Que nadie te haga dudar, que el desconocimiento no te sobrepase, yo sé y estoy convencida que una mamá quiere lo mejor del mundo entero para su bebé, pero también sé que el entorno puede influir mucho en los primeros días en que un niño le da un giro de 360 a nuestra vida, sé que en esos momentos somos muy sensibles y vulnerables y son precisamente esos días los más importantes para lograr una lactancia exitosa. 
Pero sabes que, además de alimentar el vínculo es increíble, realmente nada se le compara. 

Hay quienes la tienen clara pero hay quienes con discursos de sociedad están buscando aplicarlos a su vida cuando no hay la necesidad ni el sentido. Una mujer puede quedarse en casa con sus hijos y no por eso es menos mujer, puede “depender” económicamente del marido ¿por qué no? Si se tiene un buen marido, si él sabe reconocer que mientras trae los frejoles nosotras en casa los cocinamos y además lavamos la olla y con la otra mano mecemos el coche. Y aquí es donde realmente resalto la importancia del rol de los papás, de ese flaco que tenemos al lado como apoyo, soporte, como coautores de una vida que empieza. 

Hay que perder el miedo, ese absurdo de que si no trabajamos (fuera) nos estamos haciendo menos mujeres, menos valiosas. 
Y claro! Nos gusta trabajar (porque dudo haya mujer que no), tener dinero en la cartera para nuestros gustos (que terminan siendo compras para los bebés) pero no perdamos de vista lo importante: 

Hacerlo porque queremos y estamos convencidas pero nunca por cumplir con algo, nunca para demostrarle a nadie nada. 
Saber lo que valemos, quienes somos y qué queremos. Saber que nuestra leche es para nuestros hijos no para tirarse en la ducha, saber que esa lata de comida artificial no es para nuestros bebes si en nuestro seno tenemos para alimentarlo. Y para las mujeres que trabajan y llevan a la par una lactancia exitosa todo mi respeto y admiración. A ti Nati 😊: flaca deseo haya más mujeres como tú. 

“La lactancia no es fácil ” me dijeron una vez. Y la verdad es que no existe el facil o difícil en algo así porque entonces, ¿caminar es difícil? ¿el nacer tiene grado de dificultad? ¿No verdad? 
Es porque son procesos naturales, etapas del ser humano que fluyen si lo permitimos. No interrumpamos lo natural de la vida, no pongamos en el organismo de nuestros bebes alimentos artificiales innecesariamente. 

Y si decidimos usarlo (porque aunque no me guste la idea hay miles de bebes alimentados exclusivamente con fórmula ) que sea con plena conciencia y no con excusas o ignorancia. 

“La OMS y la UNICEF afirman que la leche materna proporciona al bebé la nutrición para su correcto desarrollo.”

“La leche materna proporciona al bebé defensas naturales que actuarán en su salud a lo largo de su vida”

¿Porteamos?

Boba_Wrap-Orange-Dad2-HR-300x200

Hoy me cruzé con dos papás porteando a sus bebés. Ademas de verse super tiernos realmente es una alegría enorme ver que la participación de papá en la crianza sea ahora casi equitativa a la de mamá. Pensé entonces en todos los artículos que he visto desde que descubrí los blogs de maternidad, en las marcas y modelos que han invadido tiendas y showrooms, en los cientos de fotos de mamás con sus bebés destacando las bondades de portear. Sobretodo en lo rico que se ve que la están pasando los bebes cuando van en el fular, la bandolera o mochila ergonómica. Pero aunque esta práctica ha tomado una singular popularidad últimamente, no es nada nuevo.

Hace 10 años yo trabajaba en Monterrico y la señora que me vendía el desayuno llevaba siempre a su bebé en la espalda en una manta con motivos andinos. Debo decir que no entendía como hacía ese nudo para que el bebe no se cayera.

DIBUJO

Hoy en día portear esta visto y proclamado como una de las mejores formas en crianza, y yo creo firmemente que lo es.

Entonces era solo una manta y no todos los modelos de hoy en día, entonces el estampado era únicamente andino, entonces (claro) tampoco costaba lo que hoy en día pagamos por un fular o mochila, entonces no habían fotos, entonces era solo una costumbre mayormente vista en mujeres de la sierra. Claro que luego unos años mas tarde vería a mi jefa portear a su hijo de año y medio en una mochila ergonómica, pero ella vivía en Estados Unidos (solo estuvo aquí un tiempo) y fue la única persona a la que vi hacerlo en ese entonces.

Pero luego, todo cambio.

Hoy en día portear esta visto y proclamado como una de las mejores formas en crianza, y yo creo firmemente que lo es.

¿Por que?

(según mi opinión)

  • La naturaleza del bebé: Porque un bebé estuvo 9 meses en el vientre de su madre, en un ambiente cálido, sin luz y solo sintiendo el sonido del latido del corazón de su mamá. Una vez que nace, portearlo me parece es la mejor forma de simular su anterior ambiente y así se vaya adaptando (de a pocos) a nuestro loco mundo.
  • Facilitar el sueño: Los bebés necesitan calor, sentirse seguros y eso difícilmente se consigue en la cuna o la cama.
  • Lactancia:  No mas líos, teta a libre demanda.
  • Comodidad: Tanto para papá o mamá resultara mas sencillo tener el soporte de un portabebé para desenvolverse en las labores de casa y sentirse mas seguro en las calles.
  • Se siente super rico 🙂

 

Porteo-ergonómico-3

 

Definitivamente podrán encontrar mas motivos en artículos de psicología, medicina, etc. Pero les comparto mi opinión.

Lo único que les puedo recomendar es que si deciden usarlo busquen la asesoría adecuada para elegir que modelo va acorde con ustedes y la edad de sus bebes.

Entonces, ¿Porteamos? 

 

 

Una fiesta hecha por nosotros mismos 


Dragon Ball invadió nuestra casa 😊.

Mi hijo cumplió seis años y le ha llegado la fiebre por Dragon Ball, que según mi flaco (afiebrado también) dice que nunca se le pasara 😅. Así que últimamente pide cards, tiene en su tablet la App y sus stickers y polos ya desplazaron a los Avengers por los locos sayayines.

Me decidí a hacerle fiesta sorpresa, le dije a su papá, abuelos y tíos. Todos fuimos cómplices por un mes para preparar todo, haciéndolo nosotros mismos.

Y claro la temática: 100% Dragon Ball.

LAS INVITACIONES 

Tan especial como soy no quería comprar unas que todo mundo usa, quise algo diferente. Buscando ideas, mi cuñado (también fan de Dragon Ball 😊) dio la idea. La portada con las esferas y al sacar la tarjeta aparecía el dragón a cumplir el deseo ✨.

LA DECORACIÓN 

Lo único que compramos hecho fueron los posters, luego pensaba como llenar las paredes.  La verdad los globos no me llaman la atención, quería haber comprado lamparitas chinas pero el tiempo no me dio, así que mis hermanos se pusieron manos a la obra 👍🏻.

Las esferas del dragón del fondo, son cd con cartulina impresa encima. Y los móviles los hizo mi mamá, en hojas.
Banderín 

Tenía que estar el nombre del cumpleañero. Y lo pusimos en japonés, mi hermana lo armó por completo ella misma.

Cards gigantes 

La idea me la dio la madrina de mi hijo “imprímele como cards pero grandes para decorar la pared”.

Por mi casa hay una imprenta y el dueño, también es fan de Dragon Ball 😆, si lo sé, es una locura. Todo se puso a mi favor porque yo del maestro Roshi y Goku con cola no sabía más. Me ayudo con los personajes. me imprimió imágenes de cards en A4 y los hice enmicar 😉.

COMO ENTRETENER A LOS PEQUEÑOS INVITADOS

Más que una mega fiesta era una reunión para compartir, pasarla bien y no gastar el presupuesto de un quinceañero (no nos da a tanto aún 😅). No hubo show entonces, en el balcón estaban haciendo caritas pintadas y los enanos felices al punto de ir a que los retoquen cada vez que transpiraban o algo 😆 pero luego ¿que hacemos?

Les puse el piso de goma, imprimí personajes para que los pinten. Crayolas, colores y plumones y todos felices con sus dibujos. Además que claro, regalo que llegaba ya lo estaban estrenando 😊.

LA MESA

No quería una mesa recargada así que buscamos detalles que no se alejaran de la temática pero que fueran distintos a la típica velita del personaje o los peluches.

Figuras armables

Busque los personajes en internet, los mande imprimir en cartulina A4 y listo! a esperar que mi hijo se durmiera para trabajarlos en la noche.

Las esferas del dragón 

No podían faltar. Busqué monedas de chocolate y cuando compré algunas cosas para las sorpresas, me ofrecieron estas capsulitas con dulces.

Tomé la medida y mande a imprimir también, luego solo pegar y esferas para todo el mundo.

SORPRESAS

Cereal, un jugo, algunos dulces y el regalito sorpresa. Todo en bolsa de papel kraft y con la imagen pequeña del dragón. Súper sencillo.

DETALLES

A mi hijo le encanta el aguaymanto.

Así que los puse en brochetas de esferas 😆, mi hijo estaba feliz.  (espero todos hayan pedido su deseo 🙃).

El cartel de bienvenida 

Lo colocamos en la puerta, quien llegaba se detenía a leerlo y reía. Más de uno se acercó a decirme que tal ocurrencia la mía. Si, así y más loca soy 😜.(La imagen me la pasó mi hermana).

Y así de poquito en poquito, día tras día, detalle tras otro pudimos lograr el objetivo:

El cumpleañero feliz!

 

Muchos estarán pensando ya cómo hacer su cumpleaños, sería genial si usan algunas de las ideas que aquí les muestro pero sobre todas las cosas el fin es uno solo: disfrutarlo.

Y eso sí que lo hicimos con ganas 😍.

Mamá = ¿Desgreñada y en chancletas?

mujer

 

 

Te invitan a tomar un café, a una conferencia o a un concierto y de pronto la producción absoluta ¿cierto?

Ropa, zapatos, aretes, maquillaje, accesorios, perfume, etc. Aun si es algo casual te preocupas en ponerte la ropa adecuada, le dedicas un tiempo.

¿Y como no? Habrá personas importantes, quizás te encuentres con alguien conocido, ademas te tomaras fotos y hay que salir “bien”.

Pero ¿Que tal si solo vas a desayunar con tus hijos y tu esposo?

 

“-Voy a comprar el pan

-¿Vas a salir en sayonaras (con medias)?

-Ay! y ¿Quien me va a ver?

-Pues, yo te estoy viendo!”

 

La maternidad se esta usando como excusa para el descuido

 

Ser mamá te cambia la vida, te hace crecer, de pronto empiezas en la búsqueda incansable para darle lo mejor a tu hijo en todo: comida, juegos, colegio, comodidades, etc. También te cambia fisicamente, eso es innegable ademas de las tareas cotidianas; que antes quizás no hacías; que demandan trabajo y tiempo.

Pero últimamente he visto mucho que la maternidad  se usa como excusa para el descuido de nuestra imagen.

Claro! de pronto ya tener un hijo y ser ama de casa implica subir dos tallas de pantalón, no peinarse, andar en chancletas, ¿vestirse decentemente? que va, ¿maquillarse? ni hablar!

¿Por que razón extraños en una charla ameritan que nos arreglemos pero nuestros hijos y esposo no? ¿Por que ya no importa hacer ejercicio? .

¿Que tal que un día te dan una sorpresa y aparecen frente a tu puerta mariachis con cámara en mano para captar tu reacción? Y tú: hasta sin sostén :O

Ok, eso es una exageración.

Pero fuera de bromas ¿Que tanto cuesta vernos bien? ¿Toma mas de 5 minutos peinarse y ponerse un poco de gloss? ¿Es realmente imposible hacer ejercicio en casa? O es que ¿estamos olvidando esos detalles?

Pues si lo estás haciendo, mírate al espejo y ponte las pilas y no sólo por quienes amas sino principalmente por ti misma. Tus hijos crecen, los años pasan, cuidate, siéntete bien para que siempre puedas dar lo mejor de ti. 

Pdta: Por favor 🙏🏻, sayonaras con medias, nooooooo!!!! 

pilates-mamas-bebes

 

 

 

 

 

 

Ese niño “debe” saludar – #Alys

Viendo a mi enano dormido es que estoy recapitulando el día:

Salimos de casa los tres rumbo a la labor del día: la votación. Esperamos el  carro algo de 20 minutos hasta que no tuvimos mas remedio que subir a una combi llena donde una señora se ofreció a cargar a Jonathan pero como ya es grande prefirió ir haciendo equilibrio, menos mal al poco rato se desocuparon asientos. Llegando a Saenz Peña bajamos y caminamos algo de siete cuadras, hemos esperado en la cola donde me toco votar hasta que tuve que entrar y mis dos flacos me esperaron afuera. Luego hemos ido hasta el limite del Callao con San Martín de Porres, donde le toco votar a Fernando y ha entrado mientras nosotros caminábamos la vuelta a la manzana para encontrarlo a la salida (ese colegio lo dispuso así), para piñas elegimos el lado mas largo porque no conocíamos, menos mal Fer no demoro nada pero debo decir que todo esto que les cuento no sucedió en minutos sino en horas.

educar-niño

En todo ese rato Jonathan no se ha quejado del carro lleno, ni de caminar, ni de esperar y mucho menos del calor que es siempre lo que mas le molesta. Su única manifestación(creo yo) fue no querer saludar cuando llegamos a almorzar a casa de mis papas y claro, como es lógico el debate no se hizo esperar:

“Si mi hijo no quiere saludar, que no salude”.

“¿Por que no saluda?-Este chico debe saludar-No ha saludado a nadie-No me has saludado (en tono de reclamo)-Lo cortés no quita lo valiente, etc”

Por supuesto lo he defendido a capa y espada intentando que no se sienta afectado por lo que otros quieren que haga y el no tuvo ganas de hacer en ese momento.

Mi rebeldía como muchos la llaman consiste en ver el mundo fuera de lo que los demás piensan, mi mundo es el que yo construyo e intento que mi hijo haga lo mismo, de a pocos, descubriéndose, haciendo las cosas que siente y sin exigirle cubrir expectativas de los demás.

No saludó  porque en ese momento quizás no le dieron ganas, el cansancio, el calor, quien sabe, porque debo obligarlo a hacerlo o pedirle algo que en ese momento no le nace.

Los niños son un mundo pero claro que como adultos educados todos quieren que haga el esfuerzo y los salude a todos, pero porque “debe” hacerlo? Siempre utilizo las comillas en la palabra debe porque es algo en lo que no creo, mi idea va por hacer las cosas que te nacen, que espontáneamente salen de ti. Cabe recalcar que Jonathan sabe saludar, conversa, es simpático con las personas incluso a veces con quienes apenas conoce, pero confío en ese filtro mágico que tiene para saber con quien serlo y con quien no. A lo que voy es a respetar esos momentos en que por decisión propia no quiere hacerlo.

A mi defensa se sumó mi hermana (con meses de embarazo) afirmando a futuro:

“Si mi hijo no quiere saludar, que no salude”. Ella no tiene un blog, pero si lo tuviera o lo llega a tener un día no me quiero imaginar el desborde de rebeldía extrema :), ya mencione que somos hermanas no?

nino-reflexivo-pensativoG

Con todo lo sucedido desde la tarde hasta estas horas de la madrugada en que estoy escribiendo he recordado todos aquellos incómodos momentos en que me vi obligada a saludar: porque los mayores me lo pedían, porque era lo que se “debía” hacer, por compromiso, etc.

Y he llegado una vez mas a la misma idea de siempre:

No pienso hacer pasar a mi hijo por aquello que se por experiencia propia, no es agradable.

A mi modo de ver un saludo sin ganas, no es educación sino hipocresía porque estas haciendo algo que realmente no quieres. Saludar solo para que no crean que eres malcriado tampoco me parece valido, porque puedes ser la persona con mas educación del mundo pero de pronto tuviste un mal día, vas distraído y no saludaste a alguien. Crees que tienen el derecho a juzgarte y condenarte por algo tan insignificante en ese momento?  Por que hacerlo con los pequeños que recién están descubriendo su mundo, sus emociones, respetemos sus espacios, sus elecciones en distintas circunstancias, les puedo apostar que por no saludar un día no se volverá un niño malcriado, pero aprenderá que respetan sus expresiones. No pasa nada, no hay dramas, hagamosle la vida mas sencilla a los enanos para que sigan aprendiendo que es lo que hacen constantemente.

 

Aun con esto se que muchos no pensaran como yo, y tampoco es la idea. Expongo aquí lo que pienso y me funciona bien con Jonathan, si a alguien mas le parece bien genial y sino, cada quien encontrara la forma de dejar que sus niños sean lo mejor dentro de sus potenciales.

 

Al final lo único importante es que ellos sean felices.

 

 

¿ Papa Noel?

Día 1

-Papá, Santa Claus existe?

– Tú que crees?

-Que no. 


Día 2

-Mamá, mi amiga dice que existe Papa Noel pero no existe, ella no sabe.


Y así empezó mi espíritu navideño 😊.

 

 

Esta semana Jonathan llegó con el tema de Papa Noel, que él sabe no existe pero sus compañeros del colegio creen que sí y entonces  ya lo veían rompiendo ilusiones 😅.

Ya el año pasado yo habia preguntado: ¿Como es que los niños creen en Papa Noel? porque a decir verdad se me hacia raro con lo suspicaz que es un niño hoy en día, pero me dijeron que era la imaginación de los niños, su creatividad, etc.

Entonces…mi hijo no tiene imaginación 😒.

Como cada vez que me tocan alguna fibra importante con respecto a mi hijo, este año que llega de nuevo la fiebre del barbón, pues averigüe 👍🏻.

Surgieron las interrogantes:

Si mi hijo no cree en Papa Noel: 

¿Tiene menos imaginación? ¿Esta mal eso? ¿Realmente el creer esa fantasía desarrolla la imaginación o algo especial en él? ¿Y ahora que sé que no cree, que hago? 

¿Les romperá la ilusión a sus compañeros? ¿Se sentirá diferente? ¿Que le digo? Que se supone que aprenda de esto?
Converse con mi prima, que es psicóloga y de veras que me ayudó muchísimo y aquí les cuento: 

Pues para empezar si tu hijo, hermano, sobrino, etc no cree en Papa Noel no está mal, no hay rollo con eso, no es que le falte imaginación, ni creatividad, ni nada por el estilo.

Las fantasías creadas por la sociedad o los padres no tienen ningún rol extraordinario en el desarrollo psicosocial del niño

 

Papa Noel es claramente hoy en día una figura más comercial que otra cosa, impuesta por la sociedad que busca vender y también por papás que buscan la manera de que sus hijos se porten bien porque sino Santa no llega cierto?

Pero en el fondo del tema y de manera objetiva está la historia de San Nicolás que claro, se ha desvirtuado al consumismo con el tiempo pero la historia está ahí, y contarla de ese modo si deseas puede aportar y ser una buena salida si estás en mi situación o como parte de las historias navideñas que a veces nos entusiasman para alegrar a los bebes.

Ahora, es realmente necesario crearles esas fantasías? 

La fantasía es importante SOLO cuando es creada por el mismo niño como por ejemplo: el amigo imaginario. 

Papa Noel no es una fantasía de los niños sino algo contado, entonces ellos no imaginan, lo que sucede es que creen en lo que los adultos le decimos y ahí recae nuestra enorme responsabilidad de que les decimos o hacemos creer, o en algunos casos lo que ven en la TV, ya que muchas veces los papás no le hablan de Papa Noel al niño pero la TV se lo repite 20 veces al día.

Pero ahora que Jonathan sabe que no existe y sus amigos le quieren decir que si ¿Que hacemos?

 

Me dijeron que quizás yo temia que se sintiera fuera de lugar o diferente por no compartir las creencias de otros niños, pero la verdad no es algo que me preocupe ya que cada día vendrá con algo que él piense o sepa diferente a los demás y junto a su papá le enseñamos que es un niño único, así que por esa parte había tranquilidad.

¿Cuál es la lección entonces? (Siempre hay una en todo lo que sucede)

Con esto de Papa Noel podemos conversar sobre la importancia del respeto a las creencias de otros aunque no las compartamos, me parece muy importante que mi hijo respete y no se haga líos, ya que Papa Noel solo es el principio de mucho con lo que tendrá que lidiar en su vida. Y apenas tiene 5 😅.

Así que si en casa les pasa algo así o les llega a pasar en algún momento espero nuestra experiencia les sirva de algo.

Con o sin Papa Noel disfruta las fiestas 🎅🏽🎄😊