Cada día es un intento 

Me gusta más hablar en positivo, de lo que pueda servir de guía, acompañar, motivar pero la realidad es que no todo lo que me pasa es siempre así.
¿Qué hay de los días malos? De los días llenos de culpa? Esos momentos en que sientes que tu hijo merece otra mamá. Eso también me pasa y mucho. Cada noche hago un recuento de mi día y siento culpa, si, aunque algunos crean que hago buenas cosas, que soy buena mamá, a veces no lo siento así.
Sé que mi hijo lo merece todo y sé que no lo soy. Pero que quede claro por favor que no necesito que me digan que lo soy o que me consuelen, ni frases motivacionales ni reconocimientos, mucho menos falsos halagos.
No me siento buena mamá y punto.
En serio, últimamente no me siento buena mamá nunca, casi nunca. Quizás sea pesimista, exagerada pero así lo siento.

Por lo general leo “hago lo mejor que puedo” como una forma de consuelo para las mamás. Para mí eso sería engañarme, soy consciente que aún no puedo decir que hago lo mejor que puedo, aún no.
Pero…
Cada día es un intento, luchar contra la sociedad, contra las imposiciones de la gente y encima tener que ser ejemplo, guía, consejera, cocinera 👩🏻‍🍳 todo. Incluso resolver preguntas tipo: antes de nacer, existíamos?

¿Como vamos al cielo cuando morimos?
Y es que puede parecer sencillo dar cualquier respuesta pero si mi hijo acude a mi es porque confía, porque sabe que le diré la verdad, porque soy su referente. Y eso, es una gran responsabilidad. Ojalá fuera como cuando me tocaba trasnochar, darle teta, dormir abrazándolo y cambiarle el pañal, ojalá en serio eso fuera lo más difícil.
Yo nunca he querido cumplir expectativas de nadie, no me ha preocupado que se sientan orgullosos de mí ni nada de esas cosas, excepto con mi hijo. Es la única persona de la cual me importa por sobre todas las cosas lo que piense de mí, lo que espera de mi, lo que puedo ser para él.
Así que repito: cada día es un intento.
Y aunque ahora me sienta así se que cada momento es una nueva oportunidad, porque si hay algo que tengo clarísimo es que amo a mi hijo con locura y que por él: todo, absolutamente todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s