Solo una silla

Anoche estaba cerrando una ventana que está sobre la puerta de la sala, es alto así que no lograba hacerlo porque había un cable que cruzaba y no me dejaba cerrar. 

Intenté dos veces cerrar presionando el cable y luego parandome en puntas intentaba sacarlo pero nada, muy alto. Habrán sido cinco intentos y digo: “ay! Esta tontería”.

Jonathan que estaba a mi lado esperándome para subir a dormir, de lo más tranquilo me mira y me dice: 

              Con una silla pues. 

(De veras que su tono de voz era como: ay mamá!)

—————————-

¿Quien aprende de quién ahora?

Fue cuestión de segundos, es una bobada pensaran muchos. Lo cierto es que mientras yo hacía un intento absurdo que era claro no iba a poder cerrar una ventana que estaba más alta que yo. Mi hijo de 6 años en cambio, me sugería una salida rápida, práctica y efectiva. 

Anuncios

2 comentarios en “Solo una silla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s