Los niños y su ¿privacidad ?


Un día leí en una página que una mamá se quejaba de su pequeña, que no tomaba rápido el desayuno, que se había portado mal. Poco más de mil personas la leían, algunas también se quejaban de sus hijos, algunas le daban consejos, etc.
Yo comenté: ¿Qué escribiría tu hija de ti si tuviera una página?
Su respuesta fue: Ella no escribe, apenas tiene 7 años.
Pude responderle nuevamente alegando que Jonathan con 5 ya escribía pero eso habría sido una respuesta visceral e injusta. En cambio me aguanté, elimine mi primer comentario y el like de su página. Me di cuenta que era inútil, que no entendería lo que yo quería decirle y que de corresponderme hacérselo saber no quería tomarlo en ese momento, además no por ese medio.

Y entonces nace el tema:
Los niños y su privacidad.
¿Por que de pronto la vida de los niños se ve expuesta en redes sociales? ¿Por qué compartir tantas fotos inadecuadas, tantas infidencias? ¿Es que los niños no merecen también privacidad?
La mamá o el papá son bloggers o tienen páginas, grupos, etc. Ellos asumieron eso, colocaron el check en la aceptación de términos y condiciones. Pero ¿los bebés? ¿esas criaturas de la cual se expone cosas que a nadie le gustaría?
¿Qué tal si de pronto apareciera en redes la foto de una mama en el baño desnuda? ¿o un post quejándose de lo pesada que se ha puesto con la menopausia?¿Qué tal un vídeo de la discusión de sus padres?. Y abajo comentarían otros niños y niñas quejándose también de lo pesados que son los suyos. ¿Se imaginan?

 

 

Además de los peligros de la exposición en el caso de paginas públicas (a las cuales cualquiera tiene acceso), vamos al hecho de la intimidad, a la cual aún siendo niño tenemos derecho.
¿Por qué de pronto se hace público algo que no lo sería si los protagonistas fuéramos adultos?¿Qué necesidad hay de elaborar un post quejándote de lo “mal” que se portó tu hijo?
¿Catarsis? ¿Desahogo? Para eso están las amigas, el esposo, la terapia. No necesitamos ventilar los “berrinches” de nuestros hijos en una red social, no hace falta. No va a dar ningún resultado positivo.

Compartir una foto, tu alegría, sus logros y aprendizaje, aconsejar, incitar a la comprensión, eso si vale la pena. Y es decisión de cada uno claro.

Pero; pensarlo un poquito antes de dar click en “publicar”; no le vendrá mal a nadie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s