Ese niño “debe” saludar – #Alys

Viendo a mi enano dormido es que estoy recapitulando el día:

Salimos de casa los tres rumbo a la labor del día: la votación. Esperamos el  carro algo de 20 minutos hasta que no tuvimos mas remedio que subir a una combi llena donde una señora se ofreció a cargar a Jonathan pero como ya es grande prefirió ir haciendo equilibrio, menos mal al poco rato se desocuparon asientos. Llegando a Saenz Peña bajamos y caminamos algo de siete cuadras, hemos esperado en la cola donde me toco votar hasta que tuve que entrar y mis dos flacos me esperaron afuera. Luego hemos ido hasta el limite del Callao con San Martín de Porres, donde le toco votar a Fernando y ha entrado mientras nosotros caminábamos la vuelta a la manzana para encontrarlo a la salida (ese colegio lo dispuso así), para piñas elegimos el lado mas largo porque no conocíamos, menos mal Fer no demoro nada pero debo decir que todo esto que les cuento no sucedió en minutos sino en horas.

educar-niño

En todo ese rato Jonathan no se ha quejado del carro lleno, ni de caminar, ni de esperar y mucho menos del calor que es siempre lo que mas le molesta. Su única manifestación(creo yo) fue no querer saludar cuando llegamos a almorzar a casa de mis papas y claro, como es lógico el debate no se hizo esperar:

“Si mi hijo no quiere saludar, que no salude”.

“¿Por que no saluda?-Este chico debe saludar-No ha saludado a nadie-No me has saludado (en tono de reclamo)-Lo cortés no quita lo valiente, etc”

Por supuesto lo he defendido a capa y espada intentando que no se sienta afectado por lo que otros quieren que haga y el no tuvo ganas de hacer en ese momento.

Mi rebeldía como muchos la llaman consiste en ver el mundo fuera de lo que los demás piensan, mi mundo es el que yo construyo e intento que mi hijo haga lo mismo, de a pocos, descubriéndose, haciendo las cosas que siente y sin exigirle cubrir expectativas de los demás.

No saludó  porque en ese momento quizás no le dieron ganas, el cansancio, el calor, quien sabe, porque debo obligarlo a hacerlo o pedirle algo que en ese momento no le nace.

Los niños son un mundo pero claro que como adultos educados todos quieren que haga el esfuerzo y los salude a todos, pero porque “debe” hacerlo? Siempre utilizo las comillas en la palabra debe porque es algo en lo que no creo, mi idea va por hacer las cosas que te nacen, que espontáneamente salen de ti. Cabe recalcar que Jonathan sabe saludar, conversa, es simpático con las personas incluso a veces con quienes apenas conoce, pero confío en ese filtro mágico que tiene para saber con quien serlo y con quien no. A lo que voy es a respetar esos momentos en que por decisión propia no quiere hacerlo.

A mi defensa se sumó mi hermana (con meses de embarazo) afirmando a futuro:

“Si mi hijo no quiere saludar, que no salude”. Ella no tiene un blog, pero si lo tuviera o lo llega a tener un día no me quiero imaginar el desborde de rebeldía extrema :), ya mencione que somos hermanas no?

nino-reflexivo-pensativoG

Con todo lo sucedido desde la tarde hasta estas horas de la madrugada en que estoy escribiendo he recordado todos aquellos incómodos momentos en que me vi obligada a saludar: porque los mayores me lo pedían, porque era lo que se “debía” hacer, por compromiso, etc.

Y he llegado una vez mas a la misma idea de siempre:

No pienso hacer pasar a mi hijo por aquello que se por experiencia propia, no es agradable.

A mi modo de ver un saludo sin ganas, no es educación sino hipocresía porque estas haciendo algo que realmente no quieres. Saludar solo para que no crean que eres malcriado tampoco me parece valido, porque puedes ser la persona con mas educación del mundo pero de pronto tuviste un mal día, vas distraído y no saludaste a alguien. Crees que tienen el derecho a juzgarte y condenarte por algo tan insignificante en ese momento?  Por que hacerlo con los pequeños que recién están descubriendo su mundo, sus emociones, respetemos sus espacios, sus elecciones en distintas circunstancias, les puedo apostar que por no saludar un día no se volverá un niño malcriado, pero aprenderá que respetan sus expresiones. No pasa nada, no hay dramas, hagamosle la vida mas sencilla a los enanos para que sigan aprendiendo que es lo que hacen constantemente.

 

Aun con esto se que muchos no pensaran como yo, y tampoco es la idea. Expongo aquí lo que pienso y me funciona bien con Jonathan, si a alguien mas le parece bien genial y sino, cada quien encontrara la forma de dejar que sus niños sean lo mejor dentro de sus potenciales.

 

Al final lo único importante es que ellos sean felices.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s