Mamá Teta – María Andrea #TeamAlysMamá

17091307_10155068093642363_1216304715_o

 

Ha pasado ya algo más de dos semanas en las que Fabio no ha tomado teta, aún así yo sigo siendo “la mamá teta”, para él ese es mi nombre y recién se va adaptando a decirme María Andrea algunas veces; muy lejos de incomodarme sus gritos en la calle llamándome: ¡¡¡MAMAAAAA TETAAAAA!!!, me llenan de satisfacción y ya les cuento porqué.

Fabio me dice de esa manera desde que empezó a pronunciar sus primeras palabras refiriéndose a mi y presiento que pasará algún tiempo más para que siga siendo así, han sido 4 años de lactancia y estoy complacida por ello.

Mi hijito nació un 3 de enero del 2013 por la tarde, por cesárea, no sé cuántas horas exactamente habrían pasado, sólo recuerdo haber pedido que no le den nada; cuando ya estaba en la habitación y me dieron a mi pequeño, como sí hubiera nacido para ser madre, tome a mi niño en brazos, me saqué un pecho y se lo ofrecí, él se enganchó como sí hubiera esperado todo ese tiempo para ese preciso momento.

17121284_10155068124137363_1419318848_o

Bendita seas naturaleza por permitirnos ser alimento para nuestros hijos! Elegí practicar la lactancia prolongada por todos los beneficios físicos y psicológicos tanto para Fabio como para mi y es que la información está, de como reduce alergias, ayuda al sistema digestivo, protege de enfermedades a largo plazo para ambos, fomenta el apego que está demostrado que con el tiempo crea adultos independientes y no lo contrario, que la leche nunca deja de ser fuente de energía y se adecua a la edad del pequeño; además de ser tranquilizante, ayuda a conciliar el sueño, es consuelo, es compañía y por sobre todo, es amor.

La oxitocina que se libera al momento de dar de lactar permite conciliar el sueño tanto al bebé como a la mamá

Decidí ofrecernos todo eso, a pesar de la sensibilidad que se tiene en la zona al inicio de la lactancia, a pesar de los inicios de mastitis que me dió los primeros meses, a pesar de las mordidas cuando le empezaban a salir los dientes y a pesar de los mil y un comentarios acerca de porque a mi hijo de 1..2..3 años le seguía dando de lactar, porque “ya no era sano”, “me agarraba de chupón”,”la leche era agua”, “ya era hora de quitarle”, “seguramente ya no tenía leche”, entre otras teorías que me dedique a investigar y fomentar las fuentes que demostraban todo lo contrario; de las que puedo rescatar menciones como: la oxitocina que se libera al momento de dar de lactar permite conciliar el sueño tanto al bebé como a la mamá, así ambos descansan en las largas madrugadas de llantos.

17141700_10155068124307363_1799042311_n

Mientras el bebé o niño siga lactando seguirás produciendo leche, que la producción de leche ayuda a quemar calorías, que la leche materna no produce caries, que un brindis no hará que tu leche ya no sirva, que la tetanalgesia es poderosa para las puestas de vacunas, que existen sociedades donde los niños maman hasta los 7 años y allí no es un escándalo, que se puede dar de lactar mientras se está embarazada y se puede hacer en tandem.

Cada una de esas fuentes se sustentan con investigación, informes, estadísticas y son realizadas por sociólogos, doctores, psicólogos, entre otros.

Por mi parte, siento que llegó el momento del fin de una etapa maravillosa; aún Fabio me pide, cada vez menos, pero converso con él, le ofrezco otras cosas, estamos descubriendo otras formas de conciliar el sueño, a veces son cuentos, arrullos, cantos o caricias; nuestro unión está consolidada y he sido inmensamente feliz de no haberme rendido, de haber cubierto esa necesidad de mi niño de estar tan cerca de mí y es que pasaba tantas horas fuera de casa que ambos nos consolabamos en una escena de armonía perfecta entre nuestros cuerpos.

Mi meta no ha terminado, seguiré fomentando la lactancia prolongada y todos los beneficios que ésta trae.

Como yo, somos cada vez más madres que elegimos el apego como modo de crianza y eso me emociona, quiero que mi hijo crezca en un ambiente lleno de amor  y eso sólo lo podemos conseguir criando niños con comprensión y con mucha paciencia, demostrándoles cariño para que ellos puedan retornarlo luego.

Gracias a las personas que me apoyaron en esta decisión, a las que la criticaron también pues así creció mi afán de buscar fuentes más confiables y sobre todo:

Gracias Fabio por permitirme ofrecerte lo mejor de mi.

Mamá teta

Solo una silla

Anoche estaba cerrando una ventana que está sobre la puerta de la sala, es alto así que no lograba hacerlo porque había un cable que cruzaba y no me dejaba cerrar. 

Intenté dos veces cerrar presionando el cable y luego parandome en puntas intentaba sacarlo pero nada, muy alto. Habrán sido cinco intentos y digo: “ay! Esta tontería”.

Jonathan que estaba a mi lado esperándome para subir a dormir, de lo más tranquilo me mira y me dice: 

              Con una silla pues. 

(De veras que su tono de voz era como: ay mamá!)

—————————-

¿Quien aprende de quién ahora?

Fue cuestión de segundos, es una bobada pensaran muchos. Lo cierto es que mientras yo hacía un intento absurdo que era claro no iba a poder cerrar una ventana que estaba más alta que yo. Mi hijo de 6 años en cambio, me sugería una salida rápida, práctica y efectiva. 

Cuando tu hijo es la pregunta y la respuesta

preguntas

 

Hasta los 20 años no me hacia tantas preguntas

 

Soy una loca rebelde que se escapó de casa a los 16 años, volví a los tres días (obvio era menor de edad), me fui de nuevo a vivir con una amiga a los 19 y la de locuras que hemos pasado. Me he amanecido en fiestas, me he ido a la aventura sin plata a Chosica, casi me lanzo en parapente, veíamos películas de full terror todo el tiempo en una casona abandonada donde estuvimos un tiempo y he hecho locuras que ya ni contar porque a estas alturas dan roche jajaja.

El punto es que nunca me pegunte si lo que hacia estaba bien o mal, no me importaba la verdad. Vivía el momento, hacia lo que sentía siempre, no me detenía a evaluar si quizás me equivocaba o si de pronto mi error (si es que lo hubiera) repercutía en algo en los demás. Soy absolutamente sincera: no pensaba en nadie, hacia lo que hacia porque lo quería y punto, porque me sentía bien.

Suena egoísta, miles y millones no estarán de acuerdo conmigo, pero así era.

 

Pero! llegaron las preguntas en avalancha

 

Prueba de embarazo: Positiva. Y ahí empezó todo:

Dra. ¿Que cosas no puedo comer?¿que no puedo hacer? ¿el ají me hará mal?

Fernando, ¿Que marca de pañales sera mejor? ¿Usar o no usar talco? ¿Zapatos pibe, ardillita, galleta? ¿Sera cierto que la gaseosa le pasa el frío a la leche? ¿Si me como unas papas Lay´s mi bebé se va a enfermar en mi panza?

De pronto empece a cuestionarme absolutamente todo, a preguntarme mil veces a mi misma si debía o no tomar esa coca cola, ese poquito de cerveza porque el cumpleañero decía que no pasaba nada, que la cebada era buena :/ ¿Cargo esa caja?  ¿Caminar todo el día implicaría algún peligro?

Ya no me lanzaba a hacer algo así porque así, ya todo, absolutamente todo pasaba por previo análisis y debate por mas absurdo que al mundo entero le pareciera.Y me tocó decidir pequeñas grandes cosas que a la larga son las que influyen, los juguetes, la televisión, los libros, dormir con él y conforme pasó el tiempo ya no fue la marca de pañal sino la educación, junto a decisiones mas grandes e importantes.

Ya no es un bebé, ya pregunta, ya investiga, ya aprende de todo, ya no solo depende de mi sino que soy su referente y a veces hasta su verdad absoluta, claro, solo a veces, porque también cuestiona mucho lo que le digo y eso me parece genial.

Pero entonces ya no me preocupa que el pañal le vaya a dar alergia o que se vaya a mojar mientras duerme, ahora son cosas mucho mas trascendentes. Ahora evalúo mil veces todo lo que hago porque se que lo influencia, me pregunto si ese paso que daré le hará bien y me ronda siempre en la cabeza ¿y si me equivoco? ¿Que tal si lo estoy haciendo mal? ¿Que tal si todas las decisiones locas y rebeldes en torno a él están mal?

boton-de-respuestas

Y llegan mis respuestas

Lo miro, lo escucho, lo siento reír a carcajadas y sé, estoy completamente segura que lo estoy haciendo bien. Es independiente, cariñoso, expresivo, amo sus muecas. Es creativo,  hábil y las dos veces que le he preguntado si es feliz, ha respondido con un rotundo si.

Lo que estoy haciendo y dejando de hacer también, esta dando resultados buenos. Veo un niño libre, que no se queda callado, que no simplemente obedece sino que te pide explicaciones y busca el porqué de las cosas.

Y aunque me siga cuestionando todo aquello que hago, verlo me da la calma necesaria para seguir, ya sin tanto miedo.

 

 

 

 

Solo para Valientes

160527-valentia-797x445

 

Te dicen mil cosas cuando vas a tener un hijo:

“Ahora si olvídate de todo y a ser responsable”, “tu vida cambiara”,  “es agotador, ahora olvidaras lo que es dormir”,” no tienes idea de la cantidad de pañales que necesitaras, ahora sabrás lo que es gastar” etc, etc, etc.

Lo que no te dicen casi nunca, es que es: Solo para Valientes.

No creas que las cuentas serán el drama, ni la cantidad de pañales, ni las horas sin dormir (si te has amanecido estudiando, trabajando o bailando da por hecho que hacerlo por tu bebé sera pan comido). Pero tener hijos no es para cualquiera, es solo para quienes se atreven a entrar a un mundo desconocido, a sensaciones únicas, a asumir una tarea de la cual no hay manual de instrucciones, donde la guía mas completa puede en determinado momento ser la mas absurda respuesta.

Tener un hijo es volverte menos importante porque esa pequeña personita se convertirá en el eje de tu mundo, vas a anteponer lo suyo a lo tuyo, y eso no es tan sencillo como preocuparse por la marca de pañales, por tener el ajuar completo o las sonajas de mejor calidad.

Ser mamá, ser papá, es solo para valientes. No se trata de grados de dificultad, es simple y llanamente: valentía.

galeria-fotografia-bebe-recien-nacido-02

Es exponerte a emociones inexplicables, a la angustia de no saber que tiene mientras aprendes a interpretar su llanto,  a desear con todas tus fuerzas que hasta el mas mínimo dolor lo sientas tú en su lugar. Es un aprender constante, el tomar decisiones todo el tiempo, cada día, a cada momento, sabiendo que va a influir en su vida por siempre.

Todo aquello que aprenda sera por ti, observándote, sintiendo tus emociones y reacciones. Y si de bebe depende de tus brazos, cuando niño dependerá de tus respuestas, tu seras su verdad absoluta. Y esa enorme responsabilidad, créeme, no es para cualquiera.

Y te harás vulnerable, llegara un momento en que no das mas, porque cansa, porque demandan mucho, porque querrás que el día tenga 30 horas para darles todo lo que necesitan de ti y también ser tú, tener tu espacio, bañarte, tomarte un refresco y salir a tomar aire o incluso ir al baño sin que te sigan.

padrescansados-g-10

Y aunque a veces huyas un instante, siempre vas a preferir ese cansancio porque valdrá mil veces la pena, porque con todo lo que pase contigo siempre sentirás que merecen mucho mas.

Y lo mas importante es que podrás! Porque lo mas importante que va a pasar contigo es que te harás mas fuerte y valiente aún. Y por proteger esa nueva vida, seras capaz de absolutamente todo.

 

Las energías de los niños

Muchas mamás sobre todo ahora en vacaciones nombran una constante: no puedo mas, mis hijos en lugar de cansarse se recargan, son inagotables, usan pilas alcalinas mas baterías de 24 x 7, auxilio!!!

batt

Y es que si, ellos no se cansan, cada actividad es mas bien un estimulo, cada juego como un energizante y la hora de dormir: La hora perfecta en que las energías de todo su cuerpo estallan y salen a la luz 🙂

¿Como lo hacen?

Son felices, están sanos, no tienen preocupaciones, no pagan cuentas, no les interesa cuando llegan las listas de útiles o si ya llegaron, si el dolar sube o baja, si los piensan despedir del trabajo, si a la señora del supermercado le dieron 20 céntimos menos, si el cobrador se olvido de pedir pasaje a ese que se bajó rápido…

En conclusión: Ellos viven, disfrutan, explotan al máximo cada momento, sus energías solo están puestas en generar mas energías para hacer todo aquello que quieren.

Algo que deberíamos aprender de ellos definitivamente.

 

 

Cuando por moda le quitamos el sentido a las cosas-#TreeOfLife 

Hace un tiempo me entere de algo que realmente me era difícil de creer, cuando lo leí en una noticia pensé: Tiene que ser una broma.

Lamentablemente resulta que es una realidad en varios países y es que: amamantar en publico es mal visto, es censurado, es prohibido, incluso es multado!

Absurdo, desatinado y anti natural es como califico todo este sin sentido de ver algo malo en que una mujer alimente a su bebé. Pero pasa, hay lugares donde las madres tienen que soportar criticas, comentarios fuera de lugar, miradas y si deciden evitar todo eso deben optar por esconderse en un baño. Y no solo en las calles, resulta también que si en redes compartes una foto amamantando, pum! post bloqueado.

Tal como van las cosas en redes, para unir a las madres en un movimiento para normalizar la lactancia encontré la campaña #TreeOfLife, donde madres de distintos lugares del mundo comparten sus fotos dando de lactar editadas en distintos filtros con la figura de un árbol uniendo su pecho al bebe.

Imagen: Google

*Si quieren saber como hacerla aquí esta el enlace a un articulo de Armando Bastida donde lo explica de manera sencilla: https://www.bebesymas.com/lactancia/como-crear-tu-fotografia-de-lactancia-del-arbol-de-la-vida-treeoflife
El significado que sentí cuando vi la foto me encantó, esa unión, ese lazo, incluso la foto que parte de las raíces del árbol en el pecho de la madre hacia las ramas en el cerebro del niño, en esa foto sentí tal cual lo que hacemos al dar de lactar, alimentar y no solo el cuerpo sino también sus emociones, su desarrollo.

Imagen: PicsArt

Descubrí esta campaña y no tarde en ver que se volvía un boom donde mamás subían sus fotos, consultaban la aplicación e incluso pedían ayuda para editarlas.

Pero entonces! la “moda” empezó esa etapa en que incomoda. Con lo bellas que resultan las fotos no tardaron muchas mamas en hacer las suyas, pero hay un detalle: no todas han dado pecho. Y se sintieron atacadas, se pusieron a la defensiva, los biberones salieron con capa y espada a decir que dar formula no hace a una mujer menos madre y que el nexo es tan o mas fuerte, y que esto, lo aquello y lo otro.

¿Por que ser pro lactancia resulta sintiéndose un ataque a quienes no pudieron dar de lactar? Si por salud o la situación no pudieron dar de lactar, si hay una razón valida para no haber amamantado ¿Por que  entonces se sienten que alguien las subestima cuando dice que la leche materna es lo mejor?

Imagino; y solo puedo hacer eso porque yo di Lactancia Materna Exclusiva a mi hijo hasta los 6 meses y con alimentación complementaria hasta el año y dos meses; que algo toca fibras en estas mujeres que no pudieron dar pecho, que sienten un ataque que no esta sucediendo, que sienten que estaban mal o que no hicieron lo suficiente,  solo imagino que les queda la necesidad de que les digan que hicieron lo mejor y al levantar la bandera de la teta sienten que va contra ellas. Pero créanme que no es así. 

El caso es que entonces la campaña bajo el hashtag #TreeOfLife que buscaba unir fotos de bebes siendo amamantados, consiguió fotos de bebes con biberones y bebes recibiendo besos o abrazos, o arrullos, etc.

¿Que hay con eso?

Pues vamos a poner algo claro y es que cada quien puede hacerse las fotos que quiera, como quiera, para los fines que mejor le parezcan, gozamos menos mal de esa libertad y la aplicación con la que se editan estas fotos no establece ninguna condición. Puedo hacer mi foto como más me guste, no solo con el árbol de la vida sino con muchos otros stickers y efectos de PicsArt. 

Entonces? 

Pues sucede que en el marco de la campaña hay un objetivo, un efecto que se busca, un sentido. No es el amor de madre, no es quien es la mejor madre, no es quien tiene más fotos con sus bebes en la teta o quien da lactancia en tándem. Y mucho menos es normalizar el uso de biberón y la fórmula, eso está más que promovido comercialmente, no está mal visto, no es censurado, no necesita campaña alguna para dejar de ser mal visto. 

En cambio hay muchas madres que si necesitan que se apoye la lactancia materna, que se vea natural tal y como lo es, hay muchos niños que necesitan que defendamos ese derecho que nace con ellos, de ser alimentados por el calor y la leche de su madre sin que nadie tenga porque decir que está mal hacerlo, que no quiere verlo o que vayan al baño. 

Normalizar la lactancia materna siempre me ha parecido tan extraño, como es que llegamos al punto de tener la necesidad de normalizar algo que es natural en nuestra especie, pero así están las cosas. 

Apoyemos, no desviemos el camino, no distraigamos la atención con enfrentamientos innecesarios. Somos madres todas, necesitamos unirnos en lugar de colocarnos en bandos.
 

¿Realmente listos para tener un cachorro?


Que ternura cuando ves un cachorrito. Es genial verlo apenas aprendiendo a andar, juguetón, tan tierno…pero crece 😅. Y con él crece también tu responsabilidad.

¿Me lo llevo a casa? ¿Lo acepto para regalárselo a mi hijo (a)?

Aquí te dejo unas notas para que evalúes tu decisión. 
•No tengo tiempo

Si dices esa frase a diario, por favor aún no tengas un cachorro porque puede que los bebes lleguen con pan bajo el brazo pero los cachorros no traen tiempo extra bajo la pata. Y realmente tiempo es lo que más necesitan, son como bebés, necesitan atención, paseo, juego, alimentarse varias veces al día y estar al tanto de sus travesuras. Si no dispones de tiempo, no lo sometas a la tortura de tener solo las sobras de tu día. Será perjudicial para el cachorro, para ti y para tu entorno. 

•Poca paciencia

Definitivamente la paciencia es clave, necesaria, muy necesaria y durante todo el día. Un cachorro aprende rápido, pero solo si sabemos hacerlo de la manera correcta y para eso hay que prepararse uno primero. Hay que enseñarles donde está su comida, cuál es su cama y que lugar usar de baño. También que sepan diferenciar que pueden mordisquear todos sus juguetes pero no a nosotros ni los zapatos. *No sé porque esa obsesión con los zapatos pero créeme que los destrozan. 

•Presupuesto ajustado


Que belleza de cachorro! Si, pero mantenerlo así cuesta, implica gastos.

Si no te compras ese par de zapatos que te gustaron porque “no te alcanza”, definitivamente no puedes costear el presupuesto de tener un cachorro en casa. No se trata de tenerlo comiendo las sobras, durmiendo en cualquier lado y como adorno o guardián. Necesitarás presupuesto de comida diaria (4 a 5 veces al día cuando cachorros), juguetes, cama, correa, vacunas, etc.

•Sufres cambiando pañales


Esto no es lo que suelo decir pero es la realidad. Si usas 30 pañitos húmedos para cambiar un pañal y estas sorteando siempre el turno con tu esposo, créeme que recoger la popó de perro en bolsita, no es lo tuyo. Porque eso de llevarlo al parque y dejar todo ahí, no es correcto. Igual este punto es algo que bueno, ya que más da cuando hay que hacerlo se hace y punto. Pero igual hay que tenerlo en cuenta. 

• Le dedicas a tu hijo menos de 6 horas al día.

Esto es muy importante ya que muchas veces se cree que el cachorro será la compañía que tu hijo no tiene. Y si, muchas veces lo es, pero hay un detalle. Si solo tienes 6 horas al día para dedicarle a tu hijo ¿que tiempo le dedicaras al perro? Porque no es que lo programes y se quede en stand by mientras tú bañas al bebé o le das de comer. Pasará eventualmente que los dos necesitarán toda tu atención, a la vez. 

Otro punto importante es cuando a tus hijos los cuida la nana o la abuela, o la prima. Ten en cuenta que la dedicación la tendrán que repartir entre tu hijo y el nuevo hijo de cuatro patas, así que a menos que dejes al pulpo Hank de niñera, está un poco difícil (además de injusto) cargar a alguien con toda esa responsabilidad. 

•Poco espacio

En este punto suelo escuchar “pero es un yorkshire, es enano, no ocupa nada”. Si, es pequeño, hay muchas razas pequeñas pero no porque tu mides 1.58 tu techo es de 1.70 no? Todos necesitamos espacio, los cachorros también, espacio, aire libre, lugar donde tomar sol y todo eso estando en casa. Aparte de los paseos al parque deben contar con un espacio respetable por donde desenvolverse dentro de casa. Aún las razas más pequeñas lo necesitan y cuando no lo obtienen es cuando surgen los problemas de conducta causados por el estrés que les genera el encierro. 

Presupuesto, espacio, tiempo, paciencia son de las cosas que necesita un cachorro para incluirlo en tu vida. Si aún no puedes dárselas no seas injusto, espera, prepárate, no te dejes llevar por la locura del momento no cedas ante el pedido de tus hijos. Aún son niños, aún no saben lo que es asumir el cuidado de una vida, no son adultos que evalúan las situaciones, tú si. 

Y si tienes todo esto y estas listo: adelante. Pero por favor no compres, adopta. 

Los gloriosos “3” -Priscilla #TeamAlysMamá


Todo empezó con mis padres, que al parecer, no agrandandoles los numeros pares, decidieron despues de año y medio tener un hijo mas, convirtiendonos asi en tres…desde entonces tooodo fue de a tres y si bien las diferencias de años hicieron que algunas experiencias las recuerde de a dos,los siguientes 18 años mi cerebro estuvo adaptado para ese famoso numero impar.

Pasaron los años y pues tocaba que Priscilla estudiara algo, se decidió por Diseño de Interiores y adivinen que?..si! tres, tres trasnochados años me hicieron diseñadora y fue durante ese tiempo que no bastandose la vida con haberme puesto el tres ya variadas veces me tormentaron con la Triada de colores en Teoria del Color y con que el TRIangulo era el equilibrio en casi todo lo relacionado al diseño:en diseño de vitrinas,en los ya mencionados colores, inclusive aun no percatandote estan en la mayoria de exposiciones, tiendas, posicion de los maniquies e inclusive en las mesas de algun lugar, la mejor composicion es de tres objetos..pues si! ahi estaban una vez mas..hasta que termine aprendiendolos todos. 

Y la verdad no me puedo quejar, todo aquello estuvo relacionado con cosas buenas, mi familia, mi carrera; inclusive los tres primeros meses de embarazo que resultaron, en mi caso, complicadisimos, eran a causa de la formacion de la vida de un ser hermoso y hoy, con mucha mas razon pienso en ese “glorioso 3” 

Hoy que los 3 estamos a un dia de cumplir 3 meses, el 3 mas complicado y el mas hermoso a la vez, el 3 que tuvo todo junto: trasnochadas, lecciones, esfuerzos, lagrimas, el 3 que nadie pudo describir exactamente porque simplemente teniamos que vivirlo, el tercer mes de vida de LIAM.
Más amor, porque de eso nunca basta. 

Soy una mamá, una realmente feliz, y aunque eventualmente el 3 cambiará, estos meses que estamos cumpliendo estuvieron llenos de cosas hermosas, anecdóticas, Liam paso de dormir muchas horas a ya tener un horario de sueño y estar en la etapa de litros de baba, no dejando sin importancia a la cantidad de ropa que se tuvo que lavar porque el pequeño se encargo de dejar en las prendas aquello que debia estar en el pañal, sus sonrisas todas las mañanas y sus bostezos..muero por sus laaaargos bostezos..su papá y yo estamos orgullosos y aunque, no como él, pero tambien babeamos. Y pues seguiremos aqui…en busca de mas tres..de mas felicidad, de mas experiencias, de mas amor, porque de eso nunca basta…

Alejandra – Post dedicado a mi primera sobrina


Cuando nació Alejandra celebramos su nacimiento hasta el amanecer 😆, la primera bisnieta de mi abuela, la primera sobrina nieta de mi mamá, mi primera sobrina 😍. Fuimos un batallón al hospital a irrumpir la tranquilidad de todos los internos jajaja, ok no hicimos escándalo pero era inevitable estar todos contentísimos, la primera bebé ❤️. Y llegó en Diciembre días antes de Navidad, un excelente regalo.

No vivimos juntas ni tampoco muy cerca que digamos pero iba a visitarla cuando con mi flaco aún éramos amigos, tengo videos de cuando solo tenía días de nacida y a veces se queda en mi casa o me acompaña a algún pequeño paseo. Y es genial cada vez ver cómo sale con nuevas cosas.

No la veo tan seguido como quisiera pero cada que nos encontramos tiene algo nuevo que contar: su visita al dentista, la noticia que vió (yo no veo), alguna curiosidad y hace poco quería que le enseñe cómo me teñí el cabello.

Una vez hablaba con su mamá diciéndole que me imaginaba cómo sería cuando mi sobrina tenga, no se, quince años? Veinte? Como será nuestra relación? Le comenté mi deseo de que seamos amigas, y si pues, espero no equivocarme, que confíe en mí, que me llame cuando lo necesite.

Hace un par de semanas vi un video que grabó para YouTube y se me caía la baba 😍, si quieren ver el video den click aquí ➡️https://m.youtube.com/watch?v=8N3C5Tup7Fc

Luego la encontré en un almuerzo familiar y vino a saludarme.
Yo no sé que he hecho la verdad, pero ella corrio a abrazarme sin que tuviera la más mínima idea que me está dando uno de los mejores regalos que me han dado en la vida.

Siempre mi sobrina mayor, la primera, , que colecciona ever after high y que tiene una parte de mi corazón.

Te amo mucho Ale, aquí está tu tía siempre, para lo que necesites, para lo que quieras, no importa  donde estemos.

A veces lo olvido

11898554_1006887756030226_297491137228256542_n

A veces olvido que hace solo 6 años te trajimos a este mundo. Que te llevo 22 y tu papá ya casi 24, olvido que aunque eres un trome aun eres un niño, olvido que se supone que yo sepa mas que tú.

Son instantes pequeñísimos, fugaces, pero suceden: Te hablo y te trato como si pudieras saberlo y comprenderlo todo cuando ni yo misma lo se.

Me miras, actúas de tal forma o sonríes y noto que eres tan hermoso, tan resuelto, tan único que por momentos olvido que apenas estas descubriendo todo lo que es este mundo y esta vida.

Eres independiente, seguro de ti mismo, perseverante, tan rebelde (eso me fascina, lo heredaste de tu papá y de mí) que por un instante te imagino un joven desenfadado cuando me respondes argumentando tus ideas y decisiones. Te muestras tan maduro, tan critico, tan sensible y a la vez tan fuerte, tan dueño de la iniciativa, que por un instante ya te hablamos como a un adulto y eres aun un niño de 6 años!

Lo siento amor, a veces lo olvido.

Y es que eres sensacional, nos das respuestas que jamás pensaríamos pero que son extraordinarias, tu literalidad, tu asombro, tus celebraciones de cosas tan sencillas pero tan hermosas, eres lo máximo. Por eso a veces se me escapa que yo soy la mamá, que yo soy la adulta y es que en serio muchas veces quisiera ser como tú, gracias por enseñarme eso.

Y perdóname por las veces que por error intento que des mas de lo que te corresponde, aunque muchas veces me sorprendas haciéndolo.

Te amo, sigue siendo así, tu mismo, creciendo y aprendiendo por ti mismo, yo estaré siempre aquí si me llegas a necesitar.